Antecedentes de la Fundación

Inicio Fundación Plan…

En Asamblea General de Asociados, celebrada el 25 de octubre de 2010, los asociados en pleno derecho acordaron la modificación de sus estatutos destacando, entre diversas modificaciones, el cambio del ámbito de acción de la fundación, ampliándose de la Ciudad de Mérida al Estado de Yucatán, el nombre de la Fundación, ahora denominada Fundación Plan Estratégico de Yucatán A. C., y la composición de su Comité Ejecutivo, originalmente integrado por tres personas, ahora con un nuevo esquema de diez integrantes, con el propósito de alcanzar una mayor representatividad de la Asamblea en la toma de decisiones en el seno del Comité Ejecutivo.

La Fundación Plan Estratégico de Mérida, A. C., surge de la necesidad de nuestra sociedad de contar con una instancia organizada, autónoma, incluyente y representativa, con la capacidad de recoger las opiniones de todos los ciudadanos para integrarlas y consensuarlas, impulsando intereses generales y no particulares, y gestionando ante las autoridades y la propia sociedad su realización y su continuo perfeccionamiento.

La Fundación Plan Estratégico de Mérida, A. C., nace en respuesta a la ausencia percibida por la sociedad de la falta un orden integral en el modelo de desarrollo de la ciudad; esta condición llevó a un grupo de personas e instituciones a trabajar en la búsqueda de algún instrumento asociativo y propositivo que permitiera ordenar el desarrollo de la ciudad desde la sociedad misma, pensando en un desarrollo más allá de lo meramente territorial.

Estos sueños contaron con un elemento catalizador que fue el Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico Urbano (CIDEU), el cual con su apoyo metodológico y económico, a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), permitió ir dando forma a estas visiones de desarrollo integral a corto, mediano y largo plazo.

En la aplicación del modelo propuesto por el CIDEU, las cosas se hicieron de manera totalmente ortodoxa; partiendo de la iniciativa de la sociedad, la primera gran tarea fue integrar un comité que arropara y promoviera el desarrollo de un Plan Estratégico de Mérida; en esta tarea el gran reto fue superar el punto de vista de muchas instancias cansadas de participar en organismos de gestión en los que no eran tomados en cuenta; el primer gran éxito fue contar con un aliado, el presidente en ese entonces de la COPARMEX, quien ayudó con su acompañamiento a lograr el compromiso de la CANACINTRA, la CANACOME, el Centro Bancario, la FTY de la CTM, la CROC, el Tecnológico de Mérida, la Universidad Autónoma de Yucatán y los gobiernos estatal y municipal, firmándose una Carta de Intención entre todos ellos el 6 de febrero de 1997, carta precedente a la integración de la Fundación Plan Estratégico de Mérida, A. C., hoy de Yucatán, que ha sido y es la responsable de conducir los trabajos de definición e impulsión de las propuestas del desarrollo estratégico de Mérida y su región, hoy definidas en la cuarta versión de su Plan Estratégico.

Las preocupaciones y compromisos de la Fundación, integrada hoy día no por las 9 personas que firmaron la Carta de Intención, sino por 23 entidades comprometidas todas con el futuro de Yucatán, se enfocan a la observación de los problemas que afectan el desarrollo de la estado y sus habitantes, en todos los ámbitos, en su análisis y en la búsqueda de soluciones, siempre en mesas de trabajo con una amplia y abierta participación social, no quedando ahí su compromiso, que tiene como objetivo esencial realizar todo el trabajo de gestión e impulsión necesario para lograr la ejecución de las acciones y proyectos consensuados en los grupos de trabajo y validados e impulsados por su Asamblea.

La Fundación Plan Estratégico de Yucatán, A.C., no busca más que sumar en bien de todos. Es una instancia catalizadora de las necesidades de la sociedad, identificadas y expresadas por ella misma, en la búsqueda y definición de soluciones a los problemas de la ciudad y su región, y es una generadora de acciones y propuestas que confluyen integralmente en la región en bien de todo y de todos.