Planeación Estratégica

Inicio Plan Estra…

“No hay viento favorable para el que no sabe dónde va”
Lucio Anneo Séneca

I. ¿Qué es la Planeación Estratégica?

Es una metodología de cambio en la cultura del desarrollo, concebida para permitir superar los viejos métodos de la definición unilateral de acciones y proyectos desde los gobiernos locales, con nuevas formas de anticipación de lo deseado y de lo posible, a partir de la visión de la sociedad en su conjunto.

Es una nueva forma de desarrollar la gestión de los gobiernos locales de las ciudades, regiones urbanas o zonas metropolitanas, en un clima de consenso y de participación colectiva.

Es un pacto entre los agentes económicos y sociales en pro de la gobernabilidad de la ciudad o la región, con una clara y consensada visión de futuro, estableciendo un sistema verdaderamente democrático para la toma de decisiones.

Es un reto que consiste en concebir un futuro deseable y deseado por todos, y en la definición de los medios reales y factibles para alcanzarlo.

La Planeación Estratégica es un proceso orientado a la acción.

II. ¿Cuáles son los fines de la Planeación Estratégica Urbana?

Determinar los objetivos estratégicos para una ciudad, su región o su zona metropolitana, que permitan conseguir una posición de competitividad y de calidad de vida, a mediano plazo.

Estimular la convergencia de las estrategias de los agentes públicos y privados de todo el territorio, con capacidad y recursos para incidir en el logro de un objetivo factible de ciudad o región deseada.

III. Condiciones para el éxito de un Plan Estratégico

Compromiso de las instituciones promotoras, incluyendo el compromiso de su financiamiento.

Máxima participación ciudadana, colaboración entre los sectores público y privado, y una articulación real de intereses que beneficien a todos.

Un análisis real, global y consensuado del entorno.

Un planteamiento realista de las propuestas y de las formas de priorización de acciones y proyectos.

Concentración de energías y continuidad en el proceso de implantación de proyectos complejos.

IV. Riesgos de la Planeación Estratégica
Determinación de objetivos demasiado genéricos, no factibles a medio plazo.

Escasa participación de los agentes de la ciudad con incidencia sobre el devenir económico y social.

Escasa promoción del Plan como proceso de la ciudad y para la ciudad.

La politización del Plan.

Anteponer intereses personales a los intereses de la sociedad en su conjunto.

Falta de garantía de financiamiento del Plan.

V. ¿Quiénes son los actores de un proceso de Planeación Estratégica?

Los ciudadanos.

Los líderes políticos, económicos y sociales, con capacidad de decisión y con capacidad de crear opinión en la ciudad.

Los agentes con incidencia en la vida ciudadana.

VI. ¿Quiénes son los beneficiarios de un proceso de Planeación Estratégica?

Los ciudadanos, como usuarios y destinatarios finales.

Los políticos, como responsables de la gestión pública de la ciudad.

Las empresas, como agentes económicos de la ciudad.

VII. ¿Qué beneficios representa para la ciudad o región?

Permite contar con una visión global e integral de la ciudad o la región, como un territorio en un proceso de cambio permanente.

El logro de un objetivo común de las ciudades y sus conurbaciones.

Una mejor asignación de los recursos disponibles ante problemas de magnitud creciente.

Una superación de los costos de improvisación.

Dotar a la ciudad o la región de elementos de competitividad que permitan asegurar de manera continua y permanente el progreso económico y social de los ciudadanos.